Nueva Evangelización

Nueva Evangelización

El comienzo de las primeras comunidades cristianas no es más que el eco profundo de a aquel envío misionero de Jesús a sus discípulos: “Vayan y anuncien la buena nueva a toda la creación, bautizándolos en   el nombre del padre, y del hijo y del espíritu santo”. (Mateo 28,16-20)
Este llamado, con un profundo carácter dinámico, puso en movimiento la instauración del Reino, a través de la consolidación de las comunidades cristiana vivas, que asumieron los principios evangélicos y el ideal que Jesús de Nazaret tenia para la humanidad.

Hoy por hoy, este pequeño grupo, que ha bebido de esa fuente, busca paso a paso colaborar con la construcción de la civilización del amor, fuente que ha nutrido el proceso misionero, por más de dos mil años, del cual esta iglesia particular no podría estar ajeno.

Recordando el mandato de Jesús y el constante llamado de la iglesia a renovarse cada día, esta institución adelanta en su interior un proceso nuevo, renovado en su estructura, métodos y acciones. Ya el Concilio Vaticano II  nos incitaba a toda la iglesia, en relación a la acción evangelizadora a renovar nuestro ardor, método y expresiones.

Nuestra pastoral avanza poco a poco, con pasos firmes, animando el amor a Cristo sacramentado a través las eucaristías y la preparación de los niños pre-sacramental, integrando a la familia como iglesia doméstica, caminando como pueblo de Dios según cada tiempo litúrgico, animando el espíritu misionero en los jóvenes, entre muchas otras acciones. De esta manera buscamos  construir una iglesia, misión, comunión y participación  es decir, una iglesia que asuma su  vocación de ser anunciadora de la Buena Nueva, al mismo tiempo una iglesia siempre abierta para que cada cristiano se descubra  como parte importante y esencial del cuerpo místico de cristo.

El camino es largo, cuesta arriba y lleno de obstáculos. Ya lo decía Juan Pablo II: LA MISIÓN QUE JESÚS ENCOMENDÓ A SU IGLESIA, AUN ESTA EN SUS COMIENZO” RM #1a

                                               
OSVALDO ENRIQUE ARIZA ESCOBAR
Licenciado en Teología
Coordinador de Pastoral